Limpieza Facial diaria y mensual

Limpieza Facial Dermédica

La limpieza de la piel es el primer paso y el más importante para el cuidado de la misma, y no sólo para eliminar el maquillaje (en el caso de quien lo use), sino para eliminar todas las impurezas ambientales así como las producidas por la propia piel. Hay limpiezas faciales caseras que deben de ser parte de tu rutina diaria de belleza y hay limpiezas profundas que se realizan por profesionales una vez por mes.

Resultado de imagen para limpieza facial

Día a día y sea cual sea la época del año, se van depositando en la piel del rostro microorganismos y restos de suciedad que perjudican la salud del cutis, creando una capa de impurezas. A la vez, las secreciones fisiológicas de sudor y sebo se acumulan en la superficie de la piel, y van formando una barrera que impide la nutrición de los tejidos cutáneos. Perdiendo así luminosidad y uniformidad en el tono y además disminuyendo el efecto de los tratamientos aplicados posteriormente.

Imagen relacionada

Los cosméticos higiénicos, como la leche limpiadora, jabones, soluciones micelares, tónicos, etc., no están destinados a penetrar sino a eliminar de la superficie de la piel ya sea por arrastre, emulsión o disolución todo tipo de contaminantes (sebo, impurezas, detritus, maquillaje, etc.), dejando la misma en perfectas condiciones de limpieza para su normal metabolismo.

“Durante la noche la piel se depura, produce la renovación celular y la reparación del ADN”

Resultado de imagen para rostro sucio

 

Es indispensable realizar a diario una buena limpieza del rostro. Ésta es la única manera de eliminar todas las barreras y preparar correctamente la piel de forma que se den las mejores condiciones para absorber los productos tratantes que vayamos a utilizar: Cremas hidratantes, regeneradoras, nutritivas, anti-arrugas etc.

Por ello, aunque no nos hayamos maquillado, la higiene facial es fundamental antes de acostarnos ya que durante la noche la piel se depura, produce la renovación celular y la reparación del ADN. También es importante limpiar el rostro al levantarnos, ya que durante la noche la piel genera lípidos y células muertas que debemos retirar, entre otras razones para que los tratamientos aplicados a continuación sean más eficaces.

 

Limpiar y desmaquillar el cutis después de habernos maquillado, cuando llegamos a casa o nos vamos a la cama, es algo que debe ser tan común como el cepillado de los dientes.

Una buena limpieza facial debería ser una rutina diaria inexcusable, que debe seguirse tanto por higiene como para mantener el cutis más joven y luminoso. Desde la niñez se debe empezar a forjar en las personas el hábito de limpiar el rostro por la mañana y por la noche.

Resultado de imagen para limpieza facial

3 Pasos para una limpieza facial diaria

En primer lugar, es necesario acudir a menudo a tu Clínica Dermédica de preferencia para realizar una higiene facial en cabina y que se te prescriban los productos de limpieza adecuados a tu tipo piel.

 

Sigue los pasos de la rutina de limpieza facial diaria:

Imagen relacionada

  • El primer paso: Desmaquillar los ojos con un producto eficiente y suave, como las lociones desmaquillantes, las fórmulas bifásicas y en aceite. Proceso: Empapar un disco de algodón y sin frotar, masajear en movimientos circulares hasta que  no queden restos de maquillaje.
  • El segundo paso: Eliminar del rostro el maquillaje y/o impurezas con el desmaquillante que mejor responda a las necesidades de la piel.

Piel seca o normal: Los productos más adecuados y recomendados para este tipo de piel son las texturas en crema y leche, aunque también existen limpiadores en aceite, de esta forma conseguirás eliminar por completo la suciedad y el maquillaje.

Piel mixta: Este tipo de piel permite utilizar productos que se aclaren con agua. Se recomiendan las texturas en gel o espuma que permitan liberar la piel de impurezas y maquillaje sin resecarla. Un agua micelar también sería adecuada.

Piel grasa: Es la que más limpieza necesita ya que genera gran cantidad de lípidos que se van acumulando a lo largo del día y van apagando el tono. Las texturas adecuadas para este tipo de piel son gel o jabón.

  • El tercer paso: y último, es aplicar una loción o tónico que equilibre el ph de la piel.

Con la tez limpia, sin impurezas, el rostro queda preparado para continuar con tu rutina de belleza facial.

 

Imagen relacionada

¿Sabes cuándo debes limpiar la piel?

  • Siempre por la noche antes de acostarnos y por la mañana al levantarnos.
  • Después de haber hecho ejercicio.
  • Si hemos estado en un entorno de mucha polución y contaminación.
  • Antes de maquillarnos.

Todos los productos que apliquemos a continuación serán más eficaces con una piel bien preparada con los productos adecuados. A veces pensamos que el tratamiento no nos funciona o no es el adecuado a nuestras necesidades o tipo de piel y en realidad el problema viene de base, la higiene; en definitiva, ¡limpia y prepara tu piel!

¡Pero recuerda! La limpieza casera se realiza todos los días, pero una vez al mes es importante realizar una Limpieza Profunda, realizada por profesionales de la piel y que se recomiendan cada 30 a 60 días.

Te recomendamos que pruebes el Hydrafacial, una poderosa combinación de limpieza, exfoliación, extracción, hidratación y protección antioxidante. Se aplica en rostro, usando sustancias como: Ácido hialurónico, Glucosamina, ácido salicílico natural, vitaminas A y E y extracto de miel. Y ahora hemos adicionado el tratamiento con una terapia de luz led que ayuda a activar el colágeno y a tratar poros dilatados.

 

¡Agenda tu cita!

Síguenos en nuestras Redes: