Ojeras, los surcos que oscurecen tu mirada

Tratamiento para ojeras

Genética, descanso o alimentación. Son muchas las causas de los surcos que oscurecen tu mirada; las ojeras, mejor descritas en el vocabulario médico como hipercromía idiopática del anillo orbitario, corresponden a la alteración en la coloración de la piel debajo de los ojos que dan un aspecto de cansancio.

La piel del contorno de los ojos es la más frágil y susceptible de la geografía cutánea. El espesor medio de esa capa de la dermis es de entre 300 y 800 micras. Esto es, cinco veces más fina que la del resto del rostro, que a su vez, es cinco veces más fina que la del cuerpo. En milímetros, no llega a los 0,5. Además, tiene una menor cantidad de fibras de colágeno, elastina y glándulas sebáceas.

Las ojeras son padecidas tanto por hombres como mujeres y muchas veces la razón por la que aparecen son hereditarias. Sin embargo las ojeras pueden simplemente aparecer con el paso del tiempo. Ésto debido a que con la edad la piel se vuelve más delgada y menos tersa y los vasos sanguíneos subcutáneos se hacen más visibles.

Existen varios tipos de ojeras:
  • Las ojeras por distensión o flacidez de la piel. Están constituidas por arrugas finas, que están repartidas en la zona de la piel donde la región del ojo es muy fina.
  • Las ojeras hundidas. Son típicas de personas delgadas, en donde la piel se adhiere a la cuenca del ojo.
  • Las ojeras como consecuencia de un exceso de pigmentación superficial en la zona. Se manifiestan en personas de color o muy morenas. Habitualmente se heredan y se deben a un aumento de la producción de melanina de la piel y se acentúan por la exposición solar o a los rayos UVA.
  • Las ojeras como consecuencia de la visualización de la red vascular superficial de la piel.Aparecen en aquellas personas que tienen una piel muy fina que hace más visible la red vascular de debajo los ojos o por problemas circulatorios, con congestión, dilatación o fragilidad de estos vasos. Son muy frecuentes y dan una coloración más o menos violácea o azulada a la ojera según el diámetro de los vasos y dependiendo de la oxigenación de la sangre.

Causas

El sol, el cansancio o la falta de sueño no producen directamente las ojeras pero las pueden empeorar, haciéndolas más visibles. Las ojeras también pueden aparecer con ciertas enfermedades y ciertos medicamentos.

La retención de líquidos o cuando el organismo presenta cambios hormonales como los que ocurren en el embarazo o durante la menstruación, así como el tabaco, el estrés y la falta de sueño (que dilata los vasos sanguíneos), sí que pueden ser causa de ojeras o bien empeorarlas.

La falta de hierro también contribuye a su formación, pues esta deficiencia resulta en una pobre oxigenación de los tejidos, hecho que contribuye a la creación de coágulos en los vasos sanguíneos que existen en la zona ocular.

¿Ojeras o Bolsas?

Es importante denotar que existe una gran diferencia entre ojeras y bolsas, pues las bolsas son un abultamiento de la piel bajo los ojos y que también responde a factores genéticos. Las bolsas se forman por una pérdida de tono muscular en el músculo y en la piel de párpado inferior, lo que produce un descolgamiento y adelgazamiento de la piel. Cuando se causan por retención de líquidos, solo aparecen al levantarnos.

Consulta sólo a los expertos

Eliminar las ojeras y/o bolsas no es algo sencillo al existir varios factores que contribuyen a su desarrollo. Por ello, debe ser un Dermatólogo especialista quien las evalúa, determine su origen y proponga el mejor tratamiento.

Síguenos en nuestras Redes: